Educación y Familia: La unión hace la fuerza

ReuinionEn el marco de un proyecto de mejoramiento educacional, el colegio salesiano invita a una reunión informativa a padres y apoderados de los niveles de 7° básico y 1° medio con el objetivo de interiorizarlos en las necesidades pedagógicas de los jóvenes de estos niveles, tomando en consideración que son los que durante los últimos años han presentado el mayor porcentaje de alumnos reprobados.

La reunión se desarrollo los días martes 3 y miércoles 4 del presente mes, y conto con la presencia de un  importante número de padres y apoderados que atendieron responsablemente a la información entregada desde  las distintas aéreas del colegio, con el objetivo principal de hacerlos participes activos del proceso de aprendizaje y desarrollo personal de sus hijos. Se inicia con el saludo del padre director Jorge Rivera, quien manifestó a los padres la importancia de acompañar a sus hijos en esta edad de cambios y nuevos desafíos, no solo en el ámbito académico sino también en el desarrollo emocional y social de los niños y jóvenes.

La jornada estuvo a cargo de cada encargada pedagógica de nivel y contó con la ponencia del área de ambiente a cargo de la profesora Jacqueline Escalona quien les recordó el protocolo de actuación, la tipificación de faltas y la importancia de reforzar en casa los valores referidos a la convivencia. En el área académica, a cargo de la profesora Jessica Negrón, se mostraron los índices de repitencia, las mejoras de resultados en los últimos años y las metas académicas que se esperan lograr para el año 2019, recalcando además las estrategias con que cuenta el colegio para el apoyo pedagógico de sus hijos.

Al finalizar la reunión los padres se mostraron conformes de la información entregada y muchos de ellos manifestaron de manera personal su compromiso y preocupación por el año escolar en curso, destacando las instancias que el colegio ofrece para el desarrollo integral de sus hijas e hijos, y que ha sido siempre uno de los motivos por los que deciden confiar la educación de los jóvenes a la obra salesiana de Puerto Montt.